Energía Geotérmica

La energía geotérmica es la energía que se obtiene del aprovechamiento del calor del subsuelo de la Tierra. Volcanes, geiseres, aguas termales…, todos ellos son fenómenos naturales que dan cuenta del enorme potencial calórico del interior de nuestro planeta. La energía geotérmica es una de las energías renovables más desconocidas por el gran público. Es una energía limpia y muy eficiente.

El calor del subsuelo se extrae mediante perforaciones a través de las cuales se accede a los yacimientos geotérmicos del interior de nuestro planeta.

Hay varios tipos de yacimientos geotérmicos:

Yacimientos de agua caliente

Son yacimientos de aguas termales que pueden formar una fuente o ser subterráneos. El agua puede fluir al exterior de forma natural o se puede extraer por bombeo. Según la temperatura del agua hay diferentes formas de energía geotérmica: de alta temperatura, de temperatura media, de temperatura baja y muy baja. Para producir electricidad con un buen rendimiento la temperatura mínima debe estar entre los 120 y 180 °C.

Yacimientos secos

Se da cuando en una zona a poca profundidad hay materiales calientes pero secos, como puedan ser rocas calientes. En estos casos lo que se hace perforar e inyectar agua, que al contacto con los materiales calientes adquiere temperatura. Esta agua se recupera por otra perforación y se aprovecha.

Los usos de la energía geotérmica son muchos. Las principales aplicaciones son obtener energía eléctrica, climatización y agua caliente. Se puede usar tanto en oficinas, fabricas, etc. como en viviendas particulares. Para determinarlos hay que hacer una diferenciación de los yacimientos por temperaturas:

  • Temperatura alta: más de 150 ºC. Son yacimientos que están a tres o cuatro kilómetros hacia el interior de la tierra. Estas temperaturas permiten transformar la energía termina en energía eléctrica.
  • Temperatura media: entre 90 y 150 ºC. Están a menos profundidad y se produce energía eléctrica utilizando un fluido de intercambio.
  • Temperatura baja: entre 30 y 90 ºC. Están mucho más cerca de la superficie y no hay suficiente temperatura para producir energía eléctrica, así que se usa para calefacción.
  • Temperatura muy baja: menos de 25 ºC. Son los yacimientos más superficiales. Se utilizan para la obtención de agua caliente y para climatización y calefacción sobre todo de uso doméstico. Se necesita emplear bombas de calor.

La energía geotérmica tiene ventajas importantes como que produce menos residuos que otros combustibles, contamina mucho menos y permite un gran ahorro energético y económico pero hay que tener en cuenta que no es una energía del todo inagotable.

España tiene una gran potencial de energía geotérmica que ya se ha aprovechado en algunos proyectos de envergadura como la climatización de una estación del Metro de Madrid.